ramo
ramo

Consejos para elegir el ramo de novia ideal para tu boda

Consejos para elegir el ramo de novia ideal para tu boda

El ramo de novia es un elemento muy importante que completa el look de la novia, por eso es esencial elegirlo de acuerdo a muchos factores.

 

El día de la boda es uno de los momentos más especiales en la vida de toda pareja. Ambos quieren que esa bonita ocasión sea única y que todo salga perfectamente. Además, hacen todo lo posible por lucir más guapos que nunca ese día, cuidando al máximo cada detalle.

El ramo de novia se convierte en un elemento muy importante, el cual formará parte del “total look” de la novia. Para elegir el adecuado es muy importante tener en cuenta varios elementos. Siguiendo los siguientes consejos, la novia podrá saber cuál es su ramo ideal.

Cómo combinar el ramo de flores con tu vestido de novia

Todos los invitados estarán atentos a la novia una vez que haga su aparición, sobre todo en lo referente a su estilismo. Por este motivo debe conocer qué ramo encaja más con su vestido de novia. Existen diferentes tipos de ramos de flores para bodas, entre ellos destacan: el bouquet, el silvestre, el asimétrico, el de tallo largo y el de cascada.

El bouquet es un ramo redondo que simula media esfera y que se compone de flores muy pequeñas. Es ideal para las novias que lleven un vestido de corte princesa o con una falda voluminosa. El ramo silvestre está compuesto por todo tipo de flores de temporada. Es un tipo de ramo muy sencillo y con mucha caída. Suele ser utilizado por novias que han decidido llevar un vestido de corte lánguido con tejidos ligeros y de mucho movimiento.

El ramo asimétrico es un tipo de bouquet compuesto por diferentes tipos de flores que se colocan estratégicamente para dar la sensación de desorden. Estos ramos combinan a la perfección con los vestidos de novia de cuello halter y los de escote. El ramo de tallo largo es parecido al bouquet pero los tallos de las flores que lo forman son mucho más largos y finos. Estos ramos son ideales para las novias altas. En el ramo en cascada las flores caen hacia abajo, siendo también perfectos para las novias altas.

Cómo elegir el ramo de flores según tu figura

La novia también debe tener en cuenta la forma de su cuerpo, ya que en muchas ocasiones esto será determinante a la hora de elegir un estilismo u otro. Incluso hay que tenerlo presente en el momento de escoger el ramo de novia. Si su figura es más estrecha por la cintura pero tiene bastante volumen en el pecho y las caderas, se recomienda elegir un ramo de novia tipo bouquet o en cascada. En el caso de que la novia tenga formas redondeadas y bien definidas, siendo más ancha de caderas que de hombros, es aconsejable elegir un ramo en cascada, silvestre o asimétrico.

Si la novia es estrecha de hombros pero ancha de caderas, su ramo perfecto es el asimétrico o en cascada. Esto se debe a que las flores a diferentes alturas estilizan la figura. Si la silueta de la novia es más bien redonda, tanto el ramo en cascada como el asimétrico también la estilizarán mucho.

Elige el ramo de novia según tu personalidad

Las novias más tradicionales suelen elegir ramos de novia estilo bouquet, ya que son muy fáciles de manejar. Estos tienen una forma redonda simulando una media esfera perfecta. Los ramos en cascada son ideales para las novias más románticas. Este tipo de ramos están compuestos por flores que recubren las manos de la novia y caen hacia el suelo a modo de cascada.

Una novia refinada puede elegir un ramo donde las flores estén colocadas de tal forma que lo pueda llevar apoyado en uno de sus brazos. La novia detallista puede elegir un ramo de flores en el cual los tallos de estas se unan en su base por medio de algún detalle que la represente, ya sea un encaje o un broche familiar. Los ramos elaborados con flores de temporada, los cuales poseen un estilo más desenfadado, además de ser más económicos y sencillos, son idóneos para las novias boho.

Elige el ramo de novia según el estilo de tu boda

Las rosas, las amapolas, las hortensias, las peonias, las camelias y los ramilletes silvestres son ideales para las bodas más clásicas, ya que este tipo de flores cuentan con colores clásicos y suaves. Para las bodas románticas, caracterizadas por celebrarse en entornos naturales, destacan los ramos de color “nude”, los cuales pueden estar formados por gardenias, claveles y camelias.

Las novias que celebran bodas modernas suelen apostar por los ramos asimétricos, de manera que estos se adapten al lugar de la celebración. Las orquídeas, los tulipanes, las rosas y las camelias en tonos pastel darán ese toque tan especial.

Los ramos formados por flores en tonos “nude” que contrasten con otros en tonos más oscuros son una buena combinación para las bodas vintage. Las flores de tallo largo, como los tulipanes y las rosas, son perfectas para las bodas en la ciudad. Si se trata de una boda rústica, se debe elegir un ramo de novia compuesto por flores silvestres, tales como las craspedias o la lavanda.

Consejos para elegir el ramo de novia ideal para tu boda