calderas
calderas

¿Qué revisar en la caldera de tu casa?

¿Qué revisar en la caldera de tu casa?

 

Casi todos los hogares tienen una caldera y muy probablemente eres uno más de la lista, pero cuando se trata del mantenimiento posiblemente no sabes cómo empezar. ¡Te ayudamos!

 

 

Os mostraremos una serie de sugerencias para que lo tengáis en mente la próxima vez que pases al lado de tu caldera, queriendo resaltar que se trata de sugerencias porque la mejor solución al fin y al cabo es buscar los servicios de un técnico experto como los que puedes encontrar en https://en24horas.com.es/reparacion-calderas-madrid/

Empecemos con el listado

Es importante que observes y verifiques regularmente el estado de ciertos componentes de la caldera. De estos componentes incluyen:

Prueba el funcionamiento adecuado de los controles, incluidos el manómetro, los dispositivos de corte de bajo nivel de agua, los termómetros, controles de temperatura y la válvula de alivio de presión.

Prueba los desagües y las descargas para asegurarte de que funcionen perfectamente.

Verifica que el sistema de combustible no tenga fugas y asegúrate de que los filtros y filtros de combustible sean reemplazados cada cierto tiempo.

Asegúrate de que las válvulas de cierre sean herméticas. Si no estás seguro de este paso, busca un técnico para la verificación.

Abre la válvula de ventilación de la caldera y verifica que el tanque de expansión esté correctamente lleno.

Verifica que la válvula de ventilación en las calderas a gas esté funcionando como se requiere y que la ventilación no esté obstruida.

Verifica que el escáner de llama o los sensores estén conectados y funcionando correctamente.

Verifica la configuración de los instrumentos y dispositivos de seguridad,  así como el regulador de presión de agua.

Verifica que no haya signos de sobrecalentamiento, corrosión o erosión.

También es crucial realizar un mantenimiento a las tuberías que conducen a la caldera. La tubería puede obstruirse y debe limpiarse e inspeccionarse regularmente.

El sistema de combustible, particularmente el quemador, requiere de cierta limpieza periódica y un mantenimiento de rutina.

Si no se mantiene el sistema de combustible en buen estado de funcionamiento, se podrían generar gastos excesivos de combustible, pérdida de calor o incluso una explosión de la caldera.

Realizar un registro de la caldera es probablemente el mejor método para garantizar que la caldera reciba el mantenimiento correcto, ya que los registros de la caldera proporcionan un registro continuo del funcionamiento, mantenimiento y prueba de la caldera. Debido a que las condiciones de operación de tu caldera cambian lentamente con el tiempo, un registro es la mejor manera de detectar cambios significativos que de otra manera pasarían desapercibidos.

Una caldera representa una inversión grande del presupuesto de energía de una planta e incluso una pequeña disminución en la eficiencia de una caldera puede causar un fuerte aumento en los costes de energía.

La pérdida de calor de una caldera puede llevar a malgastar una gran cantidad de energía, así que para minimizar la pérdida de calor, haz un mantenimiento periódico. Asegúrate de limpiar y ajustar el sistema de la caldera antes de instalar un economizador para poder tomar una medición precisa de la temperatura del gas.

Consulta a un técnico de calderas como https://servicio-util.com/reparacion-calderas-madrid/ para obtener más información sobre el funcionamiento de tu caldera y coméntale los problema que tengas. Su amplio conocimiento y experiencia práctica pueden ayudarte a aprender procedimientos cotidianos y garantizar una larga vida útil de tu caldera.

 

¿Qué revisar en la caldera de tu casa?