Cómo tomar el sol sin riesgo
Cómo tomar el sol sin riesgo

SALUD Y BIENESTAR

Cómo tomar el sol sin riesgo

Cómo tomar el sol sin riesgo

Cada vez mejor informados sobre hábitos saludables respecto a la protección solar pero,  ¿realmente sabes cómo tomar el sol sin riesgo?

Cómo tomar el sol sin riesgo debería ser un práctica cada vez más usada. Aquí te damos unos consejos para no poner en peligro tu piel.

No deberíamos esperar la llegada del verano para poner en práctica las medidas de protección frente al sol que no incluyen exclusivamente las cremas fotoprotectoras sino también otras muchas acciones para reducir una exposición excesiva. 

Cuida tu piel y tu cabello después de la playa si quieres tener un aspecto resplandeciente. Sigue estos consejos que te damos a continuación.

 

Por ejemplo, debemos tener en cuenta, los efectos beneficiosos indudables de la exposición al sol, siempre que, evitemos los excesos que conducen a una larga lista de enfermedades y problemas varios.

Los españoles estamos cada vez mejor informados sobre hábitos saludables respecto a la protección solar aunque cuatro de cada diez españoles aún siguen sin protegerse adecuadamente del sol justo en el momento inmediato a la exposición solar o tras salir del agua.

Cómo tomar el sol sin riesgo

Se recomienda que la aplicación se realice media hora antes de la exposición solar para una mejor absorción del producto y una correcta protección frente a las radiaciones solares.

Así mismo, se ha de extender de manera uniforme sobre toda la superficie de nuestro cuerpo, sin olvidar las orejas, los empeines y la nariz. La aplicación debe realizarse sobre la piel completamente seca.

via GIPHY

El Factor de Protección Solar indica el tiempo que podemos permanecer expuestos al sol sin riesgo de sufrir quemaduras.

Se debe utilizar un Factor de Protección Solar adecuado según nuestro tipo de piel.

Seguro que no puedes vivir sin él, es de hecho, un básico, pero..¿cómo nació? Hoy te contamos historias y curiosidades del desodorante.

 

Los protectores solares infantiles tienen unas características específicas, son especiales para pieles sensibles, muy hidratantes, con un factor de protección elevado y son resistentes al agua, al roce y a la fricción.

Una vez abierto el producto debe de consumirse en ese misma estación. Durante el verano las condiciones ambientales pueden alterar el producto por lo que, no es recomendable aprovecharlo de un año para otro.

 

Cómo tomar el sol sin riesgo